Birdwatching Capítulo III

Birdwatching CapIII

Mayo, domingo, desde muy temprano estoy pensando en qué nos encontraremos hoy. Sobre las 8:30 salimos en dirección a Cabo de Gata, en Almería,  y al llegar al parque natural del Cabo, como casi siempre, el aire nos empujó con fuerza. Decidimos ir primero al centro de interpretación, dejar el coche en el parking y hacer uno de los recorridos. Sólo bajarnos del coche y ya teníamos en la pista, en dirección al centro de interpretación, unas lagartijas colirrojas al sol, intentando cazar cualquier bicho que se les pusiera a tiro al tiempo que de manera muy belicosa defendían de otras lagartijas su territorio; un poco más adelante, un panal de avispas que a pesar del frío estaban muy activas, creo que era así ya que estaban demasiado cerca del borde de la pista y todo el mundo que pasaba por allí les hacía sentir amenazadas incluso partiendo de que casi nadie se había dado cuenta de ellas.

Lagartija Coliroja

Al empezar el sendero uno tiene la sensación de estar en algún desierto árido de Méjico, estas rodeado de una tierra muy arenosa y las plantas que te rodean son típicas de zonas con esa climatología y por supuesto por todas partes en todos sus estadíos encontramos Pitas grandes con el espárrago esparciendo pequeñas plantas de pita, Pitas pequeñas, Pitas medianas y Pitas muertas. Las Pitas fueron introducidas en plantaciones ya abandonadas y se ha aclimatado perfectamente en la zona formando verdaderos bosques de espárragos de Pita y ofreciendo a la fauna de la zona refugio y comida.

pitas

Cuando habíamos andado unos 2 km a lo lejos y en todo lo alto de un arbusto de pinchos, se veía un Alcaudón real Lanius excubitor meridionalis, esta raza de alcaudón, la meridionalis, es la que se da en la península ibérica y también la más grande de los alcaunones europeos.

Alcaudón Real

Son como una pequeña rapaz que tienen la encantadora costumbre de clavar en los pinchos de un arbusto espinoso trofeos como un ratón, un escarabajo, un saltamontes o como en este caso una lagartija, convirtiéndose en una despensa  para cuando tenga hambre por falta de presas. El nido lo tenía en un arbusto no muy lejano a una altura de poco más de un metro con 5 huevos manchados y tanto el macho como la hembra con su comportamiento y su característico sonido de alarma  ¡Chek Chek! me indicaron donde estaba. Se comportaron como es de esperar en ellos. Vuelan pegados al suelo entre un arbusto y otro, posándose en lo más alto de ellos desde donde buscan presas y controlan a posibles predadores.

Nos marchamos rápido para no molestarles mucho y nos alejamos andando en dirección al parking. Pudimos identificar en el camino de vuelta a tarabillas, verdecillos, verderones, jilgueros, currucas rabilargas, tórtolas turcas, cernícalos comunes, vencejos pálidos, gaviotas de audouin, aviones comunes, golondrinas comunes, etc

Cabo

El recorrido nos llevo unas 3,5 horas y es mas que recomendable para tener un primer contacto con parte de la  flora y fauna de la zona. Desde allí nos pusimos en marcha en dirección a una charca no muy lejana de aquel punto. Esta charca promete ser muy interesante ya que está en una zona muy árida y cerca del mar. Lo que encontramos en esa charca será el tema de otro día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s