Donde estamos?

Hoy en día las cosas van rapido. Tenemos ya 8 de los 14 puntos que permiten reconocer un gobierno fascista.

  1. Nacionalismo poderoso y permanente – Los regímenes fascistas tienden a hacer un uso constante de lemas patrióticos, lemas, símbolos, canciones y otra parafernalia. Las banderas se ven por todas partes, como son símbolos de la bandera en ropa y desplegada públicamente.
  2. Disgusto por el reconocimiento de los Derechos Humanos – Por miedo a los enemigos y la necesidad de seguridad, el pueblo en los regímenes fascistas es persuadido que los derechos humanos pueden ser ignorados, en algunos casos debido a la “necesidad”. La gente tiende a mirar “hacia otro lado “, incluso de aprobar la tortura, las ejecuciones sumarias, asesinatos, encarcelamientos largo de los presos, etc.
  3. Identificación de los enemigos / chivos expiatorios como una causa unificadora – La gente se reunió en un frenesí patriótico unificador sobre la necesidad de eliminar la percepción de una amenaza o un enemigo común, las minorías raciales, étnicas o religiosas, liberales, comunistas, socialistas, terroristas, etc.
  4. Supremacía de lo militar – Aunque existan muchos problemas internos, los militares se les da una cantidad desproporcionada de soporte financiero y la agenda domestica es descuidada. Los soldados y el servicio militar son vistos como glamorosos.
  5. Sexismo rampante – El gobierno si las naciones fascistas tienden a ser casi exclusivamente dominada por los hombres. Bajo los regímenes fascistas, los roles tradicionales de género se hace más rígida. La oposición al aborto es alta, como es la homofobia y la legislación anti-gay y la política nacional.
  6. Control los medios de comunicación – A veces los medios son controlados directamente por el gobierno, pero en otros casos, los medios son controlados indirectamente por las regulaciones gubernamentales, o por persuasión a los periodistas simpatizantes y directivos. La censura, especialmente en tiempos de guerra, es muy común.
  7. Obsesión con la Seguridad Nacional – El miedo es usado como una herramienta de motivación por parte del gobierno sobre las masas.
  8. La religión y el gobierno están entremezclados – Los gobiernos de las naciones fascistas tienden a usar la religión más común en la nación como una herramienta para manipular a la opinión pública. La retórica religiosa y la terminología común es usada por los líderes del gobierno, aun cuando los jerarcas de la religión son diametralmente opuestas a las políticas del gobierno o acciones.
  9. El poder corporativo es protegido – La aristocracia industrial y de negocios de las naciones fascistas usualmente son quienes ponen a los líderes del gobierno en el poder, la creación de un negocio mutuamente beneficiosa relación entre el gobierno y la élite del poder.
  10. Poder Laboral es suprimido – Debido a que el poder de organización del trabajo es la única amenaza real de un gobierno fascista, los sindicatos se eliminan por completo o se suprimen gravemente.
  11. Desprecio por los intelectuales y las Artes – Las naciones fascistas tienden a promover y tolerar una abierta hostilidad a la educación superior y la academia. No es raro que los profesores y otros académicos sean censurados e inclusive arrestados. La libertad de expresión en el arte es atacada y los gobiernos usualmente se rehúsan a financiar las artes.
  12. Obsesión con el crimen y el castigo – Bajo los regímenes fascistas, la policía se les da un poder casi ilimitado para hacer cumplir las leyes. La gente a menudo están dispuestos a pasar por alto los abusos policiales, e inclusive a abandonar libertades civiles en nombre del patriotismo. Hay a menudo una fuerza policial nacional con poderes ilimitados en naciones fascistas.
  13. Rampante amiguismo y la corrupción – Los regímenes fascistas casi siempre gobiernan con grupos de amigos y asociados que sí a las posiciones del gobierno, y que usan el poder gubernamental y la autoridad para proteger a sus amigos de la rendición de cuentas.
  14. Elecciones fraudulentas – A veces las elecciones en las naciones fascistas son un verdadero fraude. Otras veces las elecciones son manipuladas por campañas difamatorias en contra (o incluso el asesinato de) los candidatos de la oposición, el uso de la legislación para controlar el número de votos, las fronteras políticas del distrito, y la manipulación de los medios de comunicación. Las naciones fascistas también usan típicamente a sus tribunales de justicia para manipular y controlar las elecciones.

(Fourteen Characteristics of Fascism By Dr. Lawrence Britt, political scientist.)

En conclusión citare un autor (no se quien es, no dude en decirme quien es) y de memoria:

Fueron a por los árabes, pero como no soy árabe, no me preocupe.

Después fueron a por los negros y como no soy negro, no me preocupe.

Seguiron con los judíos, y como no lo soy, no me preocupe.

Hoy vienen a por mi, pero es demasiado tarde…