Millones de estrellas…

Millones de estrellas… Parece el inicio de un poema y quizas lo sea.

 

Millones son  las estrellas presentes en esta imagen:

 

eso1242a

 

 

Es una imagen del centro de nuestra Via Lactea compuesta de miles de tomas realizadas por el telescopio europeo VISTA.

Pero visto así, no es tan  impresionante, haga click en la imagen o siga este link para poder perderte en ellas.

Si quiere descargar esta imagen, podras encontrar varios tamaños y formatos aqui.

Acuérdense, solo es el pequeño centro de una galaxia igual a millones de otras galaxias…

 

Bon voyage!

Time-lapse desde el espacio

Tierra

Hoy viernes, creo que nos hemos ganado unos minutos de paz y tranquilidad, 4 minutos con 8 segundos exactamente.

Time-lapse de la Tierra desde la Estacion Espacial International (ISS).

Disfrutanlo!!

Fotografía el sol desde el jardín de su casa.

winter_sun

Me gusta la fotografía y la astrofotografía me gusta aún más si cabe. Siempre he pensado que sería lo siguiente a hacer, lo siguiente a aprender. Esto ha hecho que lo vaya posponiendo de forma indefinida hasta el punto que hace unos años comencé a pensar que lo mismo ya se me había pasado el tiempo, que a lo mejor había pospuesto la astrofotografía por demasiado tiempo y ahora sería muy difícil aprender y disfrutar de esta afición.

Sólo con pensar en la instrumentación necesaria para realizar una fotografía digna se me ponían los pelos de punta, pero si además uno piensa en hacer algo nuevo, por mi desconocimiento pensaba que habría que tener acceso a la isntrumentación más sofisticada, tipo NASA o algo así. Pero, como siempre, la realidad es mucho más sorprendente que mi imaginación.

Alan Friedman pensó todo lo contrario, pensó que no debería de ser muy difícil hacer buenas fotografías y se puso manos a la obra. Cogió su telescopio casero y su cámara de fotos reflex y algunos filtros de los que utilizaba todos los días en su trabajo como creador de calendarios y se dirigió al jardin de su casa en Búfalo, USA y  sin complejos los apuntó a nuestro astro rey.

Sun_gallery

Este es sin lugar a dudas un ejemplo más de que el trabajo minucioso y el buen hacer pueden dar resultados realmente apasionantes, como este magnífico “diario de un vaquero del espacio” como así ha titulado Alan Friedman a su obra.

Las imágenes se han realizado en blanco y negro y más tarde han sido coloreadas por su autor. Personalmente me parecen hipnóticas y sabiendo con qué medios se han realizado me animan más que nunca a comenzar en este apasionante mundo de la astrofotografía.

Intentando ver el cielo III

Holas 3wayers,

Hoy me he despertado con una sonrisa en la boca que no sabía ni que era mía 🙂  os explico:

Después de pedir ayuda para poder iniciarme en el mundillo de la observación astronómica encontré un hilo en el foro de Astro Henares de una quedada para ayer viernes 18 de mayo de 2012 y claro, pensé, esta es la mía, así que me lancé a pedir porfavor que me dejasen acompañarlos y así lo hice, con la suerte de que me dijeron que claro, que podría acompañarlos y además muy amablemente dieron unos consejos que intenté seguir lo mejor posible.

El caso es que ayer a las 21:10, armado con mi iPad, un abrigo polar, botas de campo y 10 millones de preguntas y dudas me personé en la explanada de Pioz donde la Asociación suele reunirse para “plantar los teles”. La llegada fue un poco desconcertante, pues el lugar estaba arado y los miembros de la asociación allí reunidos, unos 9, no podían montar a sus criaturas en mitad de un campo en esas condiciones. Pero la cosa se solucionó rápidamente al encontrar una esplanada muy cerca del lugar con las condiciones optimas para la “plantá”.

Cuando todo el mundo hubo estacionado sus coches comenzó mi desazón. Todos comenzaron a sacar una de instrumentos que me abrumó, Dobson de 12″, Celestron CS8 con montura Celestron CGEM + SW ED 80 + aplanador campo y cámara chorrocientos nosequé! y demás congéneres. He dicho mi desazón porque fue así, era una sensación muy rara, sabía que no pertenecía a este mundillo, pero al ver eso me sentí no sólo minúsculo en este hobby, si no completamente insignificante. Pero esto cambió rápidamente al comenzar a hablar con la gente que allí se congregó anoche. Me di cuenta rápidamente que no eran el típico grupo elitista de cualquier hobby que mira por encima del hombro al neófito, si no más bien gente amable que no le importa compartir sus logros sin chulería y con muchas ganas de ayudar.

La cosa fue mejorando con el paso del tiempo, una vez que montaron sus aparatejos, con alguna ayuda minúscula por mi parte, comenzó el espectáculo; Mercurio, Saturno, Marte, M81 y M82, M51, M13, la Nebulosa del Anillo, etc… Mis sensaciones se fueron encontrando, sentía unas ganas infinitas de quedarme allí por siempre, mirando aquellas estrellas, galaxias, nebulosas y planetas que ahora se me antojaban, al igual que cuando era pequeño, como aquellas canicas que uno mira sin parar y no quiere usar nunca porque la forma que tienen te fascina tanto que no las tirarás a rodar jamás. Y por otro lado el tiempo pasaba y yo sabía que no había acertado con el vehículo elegido para ir a aquel lugar. La moto me obligaba de alguna manera a no irme demasiado tarde de allí, pero las ganas de seguir observando tantas maravillas en tantos instrumentos maravillosos me impedían irme.

Mi vuelta fue muy agridulce, sentía el dulzor en los ojos de haber observado tantas cosas maravillosas y al mismo tiempo me encontraba realmente cansado del viaje y se me hizo muy duro pasar 1 hora y 20 minutos en la moto con el frío y el sueño persiguiéndome. Al final llegué a casa, comí algo frugal y me fui a la cama con las retinas llenas de estrellas absolutamente lejanas y cercanas al mismo tiempo.

Por todo esto y tras hacer balance del día después, estas son mis conclusiones:

1º .- Me gusta observar por un telescopio más que a Cheers una operación facial.
2º .- Me sentí a gusto con la gente de esta asociación.
3º .- Si antes sabía que estaba pez en la observación astronómica, ahora sé que sé menos que 0.
4º .- Que quiero seguir adelante con esto que ayer se me hizo tan sorprendente.
5º .- Que la moto no es un vehículo para ir a observar el cosmos 😦

Ahora toca reflexión profunda para elegir el telescopio que será mi primer compañero de viaje en esto de la observación.

Nos vemos 3wayers.

Intentando ver el cielo II


Comenzando por el principio.

Ya que necesito realizar una prueba “gratis” de esto que se me antoja será un camino muy largo, me he lanzado a la búsqueda de información en Internet.

Después de comenzar varias búsquedas infructuosas al fin doy con una web que merecía la pena. En realidad más que una web entera es un internauta de esos que uno adora, de aquellos que comparten su sabiduría sin estridencias, ni recovecos, simplemente te dicen algo que rápidamente llega a ti y sabes que es verdad, pues después de leerlo te parece con tanto sentido común que no entiendes porqué no lo habías pensado tú antes.

El caso es que en la A.L.A. (Asociación Leonesa de Astronomía) encontré una entrada que me hizo descubrir el camino correcto. Antes de comenzar a gastar un € en estos tiempos difíciles, sería mejor asegurarme de que esto es lo que realmente quiero. Para ello, aunque me hubiera gustado mucho poder ponerme en contacto con esta asociación no me pareció útil, ya que yo vivo en Madrid. Pues nada, me lanzo a la búsqueda de alguna asociación parecida cerca de casa y tras algunos encuentros con webs obsoletas y descartes me pareció genial la Asociación Astronómica Astro Henares y aquí estoy, registrándome hoy en su foro y pidiendo ayuda para que me dejen acompañarlos alguna noche y comprobar en mis carnes si quiero seguir con esto o no.

Espero con impaciencia que respondan pronto y comenzar a hacer los planes de mi primera salida al mundo de la observación astronómica. 🙂

Nos vemos 3wayers.