¿Prevención o inconsciencia?

“Ud. acaba de tener 18 años. Ha decidido terminar con su vida. Su decisión parece irrevocable. Ud. decide, en un ultimo movimiento, explicará las razones de su gesto. Haciendo su auto-retrato, describe todo el disgusto que tiene hacia usted mismo. Su texto recorrerá algunos eventos de su vida hasta el origen de su gesto.”

Este enunciado es un ejercicio que dio un profesor a alumnos de 13/14 años en un colegio francés.

Como se puede imaginar, las asociaciones de padres de alumnos han reaccionado violentamente, diciendo que este trabajo era una “incitación al suicidio”.

Por mi parte, no se si este trabajo representa un incitación al suicidio. Lo que mas me preocupa de eso es más la posición de psicólogo que toma, de hecho, el profesor. Esta pidiendo a los alumnos describir uno(s) evento(s) que les molestó particularmente,  eventos que quizás querrían guardar en secreto o intentaban olvidar…

Escribiendo sobre este asunto, me doy cuenta que puede ser un trabajo ‘saludable’ para estos jóvenes, obligándolos a poner palabras sobre un posible mal-estar. Pero evidentemente, el profesor que va a corregir estos deberes tiene que tener en mente que su papel va, en este caso, mucho mas allá del simple formador para convertirse en detector de  posibles suicidas y tomar las medidas necesarias para proteger a estos jóvenes.

La buena pregunta aquí será mas respecto a las cualidades y capacidades del profesor que al efecto de este trabajo sobre los alumnos.  En este caso, el profesor está muy por de bajo de su papel cuando calificó uno de los escritos con el comentario “Falta de precisión”…

suicidio

Unas pocas horas después de escribir este articulo, he sabido que el profesor en cuestión fue suspendido de sus funciones como medida de precaución.